Sesenta y seis personas LGBT+ fueron asesinadas durante 2023, de acuerdo con el más reciente informe de la organización civil Letra S. Más de la mitad de estas víctimas eran mujeres trans, siendo ésta la población más afectada por los crímenes de odio cometidos en el país.

Letra S ha documentado muertes violentas de personas de la diversidad sexual en México durante más de dos décadas. Cabe decir que sus registros provienen de reportes de medios de comunicación, por lo que el número de personas sexodiversas asesinadas podría ser aún mayor.

 

Asesinatos y motivaciones

En promedio, cada mes se asesinó a 6 personas LGBT+, señala el medio Presentes. Sin embargo, el informe aclara que esta cifra no representa el total real, ya que muchos asesinatos no son denunciados ni reportados por los medios. En consecuencia, Letra S estima que el número real de personas LGBT+ asesinadas el año pasado podría superar los 150.

El informe resalta un aumento en la violencia transfóbica y en el número de defensores de derechos humanos LGBT+ asesinados, un cambio notable respecto a informes anteriores.

Una novedad destacada es la implicación del crimen organizado en estos asesinatos, y cómo las autoridades enfocan sus investigaciones en esta línea, en lugar de considerar la orientación sexual e identidad de género de las víctimas.

A pesar de las recomendaciones de organismos internacionales y regionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Estado mexicano sigue sin registrar ni documentar adecuadamente la violencia por prejuicio contra las personas LGBT+.

Así, hasta el 14 de mayo de 2024, Letra S había documentado 31 crímenes motivados por prejuicio: 28 mujeres trans, 2 hombres gay y una mujer lesbiana.

 

Mujeres trans, en la mira de la violencia

En México, las mujeres trans continúan siendo las principales víctimas de la violencia por prejuicio. De los 66 crímenes de odio registrados en 2023, 43 de las víctimas eran mujeres trans. El informe subraya que sólo en la mitad de los transfeminicidios se pudo determinar la edad de las víctimas, con un promedio de 33 años.

Durante el último año, también se registraron los homicidios de 16 hombres gay, 4 mujeres lesbianas, una persona muxe y un hombre trans. La edad promedio de las personas asesinadas era de 35 años.

Veracruz y Guanajuato encabezaron la lista de estados con más muertes violentas, seguidos por Guerrero, Ciudad de México, Puebla, Colima y Sonora.

 

La tortura persiste contra personas LGBT+

La violencia contra la comunidad LGBT+ sigue tomando formas brutales. Letra S recopiló casos donde las víctimas sufrieron tortura, mutilaciones y sus cuerpos aparecieron maniatados. En al menos 8 de estos incidentes se identificaron múltiples formas de violencia.

El arma de fuego fue el método más comúnmente utilizado para perpetrar estos homicidios, involucrada en 34 de los 66 casos registrados.

Los agresores suelen elegir espacios públicos para atacar o asesinar a personas trans, mientras que los hombres gay son victimizados tanto en lugares públicos como privados. En el caso de las mujeres lesbianas, las agresiones y asesinatos ocurren principalmente en ámbitos privados.

Estos asesinatos, con frecuencia, tienen un propósito intimidatorio, convirtiendo a las víctimas en mensajes para la comunidad, según señala la abogada colombiana María Gómez, en el informe.

 

Investigación judicial

Las principales líneas de investigación seguidas por las autoridades incluyen el crimen organizado, homicidio doloso o calificado, y feminicidio. Este último se aplica en casos donde las víctimas son mujeres lesbianas, trans y bisexuales.

Samuel Martínez, coautor del informe, señala que, hace cinco años, el papel del crimen organizado no era tan evidente, pero ha habido un aumento en los últimos tres años, especialmente en los asesinatos de mujeres trans trabajadoras sexuales. La justicia tiende a verlas como cómplices, sin considerar sus condiciones de vulnerabilidad, señala.

En 23 de los 66 casos documentados se identificó la participación de múltiples agresores. En al menos 10 casos hubo detenciones: 4 personas fueron vinculadas a proceso, 3 están prófugas y 2 en prisión preventiva.

Solo 13 entidades en México han tipificado el delito de crimen de odio por orientación sexual, expresión e identidad de género. Martínez explica que en el sistema de justicia mexicano es complicado reconocer el odio como agravante, por lo que rara vez se utiliza en la investigación de homicidios de personas LGBT+.

 

Población LGBT+, historias de impunidad

A pesar de que existe un Protocolo Nacional de Actuación para el Personal de las Instancias de Procuración de Justicia para garantizar los derechos de personas LGBTI+ en México, la impunidad en los crímenes por prejuicio sigue siendo alta.

“Los primeros respondientes, como el policía al que se le notifica un caso y posteriormente los policías de investigación, son quienes determinan si un caso se investiga considerando la identidad de género y orientación sexual de la víctima; si un perito decide que esas características no son relevantes, la investigación toma otro camino. Es el desconocimiento de los protocolos, los prejuicios y sesgos lo que determina también que las víctimas no sean reconocidas y no reciban justicia”, finaliza Martínez.

Recuerda que las personas LGBT+ tienen derecho a gozar de espacios libres de estigma y discriminación en todos los ámbitos. Por esto, para cuidar de tu salud, en AHF México te ofrecemos pruebas de VIH gratuitas, confiables y en minutos. Acércate a alguno de nuestros centros o escríbenos por WhatsApp y haz una cita ya.

¿DEBO HACERME LA PRUEBA?
×