La posible usurpación de candidaturas LGBT+ en las elecciones mexicanas ha sido denunciada por activistas de la diversidad sexual. La estrategia de hombres cisgénero de hacerse pasar como personas trans o gays (además de pertenecientes a otros grupos subrepresentados, como indígenas) fue reportada ante autoridades electorales.

Según informa la agencia Presentes, en Michoacán, ocho personas han sido señaladas por presentar irregularidades relacionadas con el uso de las cuotas destinadas a la diversidad sexual. Estos individuos, registrados bajo la acción afirmativa de pertenecer a la comunidad LGBT+ y autodenominarse mujeres, fueron elegidos para gobernar en ocho ayuntamientos, pero ahora enfrentan acusaciones de usurpación de cuotas.

Cuotas para poblaciones subrepresentadas

En los procesos electorales, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y el Instituto Nacional Electoral (INE) exigen a los partidos políticos que incluyan en sus candidaturas a personas indígenas, afromexicanas, con discapacidad, de la diversidad sexual y migrantes, con el objetivo de asegurar los derechos político-electorales de estas poblaciones. Esta cuota para personas LGBT+ fue establecida por primera vez en las elecciones de 2021. Desde entonces, activistas han documentado casos en los que los partidos políticos han abusado de esta acción afirmativa, cayendo en la usurpación de candidaturas,

El Instituto Electoral de Michoacán reporta que en las recientes elecciones, 67 personas se identificaron como miembros de la comunidad LGBT+. Sin embargo, estos registros presentan inconsistencias notables. En algunos casos, hombres que se declararon homosexuales también se registraron como mujeres en la categoría de sexo; algunos se autoadscribieron como mujeres lesbianas, mujeres trans o personas no binarias. Otros evitaron mencionar su orientación sexual e identidad de género.

Hombres cis se autodenominaron mujeres

“No se trata únicamente de usurpación por parte de hombres cis heterosexuales, sino también por parte de hombres gay que se prestaron a estas simulaciones. Hay quienes han dicho que los partidos políticos les obligaron a contender como mujer, pero tampoco vimos que se bajaran de la contienda. Es claro que no les importa la paridad de género, ni la transfobia mediática que está ocurriendo a partir de esto”, comentó Irene Valdivia, miembro de Canteras LBT, una colectiva de mujeres diversas en Michoacán.

Raúl Martínez, del Colectivo Michoacán es Diversidad, criticó a los partidos políticos por no priorizar la inclusión de mujeres, indígenas y personas de la diversidad sexual en sus filas. Además, acusó al órgano electoral de incumplir la ley de paridad de género al permitir que todas las acciones afirmativas ocupen los espacios reservados para mujeres. Esto, señaló, es problemático porque en términos de paridad de género deberían ser mujeres, incluidas las lesbianas, bisexuales y trans, no “mujeres de ocasión”.

Usurpación de candidaturas LGBT+ y afromexicanas, la más sencilla

Según el reglamento del INE, para aplicar a las cuotas LGBT y afromexicanas, sólo se requiere la autoadscripción simple. Es decir, la persona únicamente debe declararse parte de dicho grupo. Para las personas indígenas, con discapacidad y migrantes, se aplica la autoadscripción calificada, que exige documentos que prueben el vínculo y trabajo comunitario con la población correspondiente. En el caso de discapacidad, se necesita un certificado médico.

Un informe de El Colegio de México subraya que las acciones afirmativas deben ser asumidas y establecidas como una prioridad ideológica y organizativa por los partidos políticos. De lo contrario, solo cumplirían con las disposiciones legales sin buscar representar auténticamente a los grupos que se encuentran en vulnerabilidad.

Por una representación de la diversidad sexual

En Michoacán, activistas proponen que las acciones afirmativas LGBT+ se dividan en dos categorías: una para orientación sexual y otra para identidad de género, con requisitos más sólidos para participar. Irene Valdivia señaló que se debería exigir cartas de colectivos y asociaciones civiles que certifiquen el trabajo a favor de la diversidad sexual. Para las personas trans, además de la autoadscripción, se sugiere la necesidad de documentación corregida para prevenir la usurpación.

Estas propuestas fueron bien recibidas por el órgano electoral local, pero el Tribunal Electoral de Toluca, Estado de México, resolvió que solicitar documentos adicionales a la autoadscripción simple es excesivo y desproporcionado, violando derechos como la identidad personal y de género, la intimidad y la vida privada.

Usurpación de candidaturas LGBT+, la historia se repite

La usurpación de cuotas no es un fenómeno nuevo. En las elecciones de 2018, la activista muxe Amaranta Gómez Regalado y otras personas presentaron una queja ante el Instituto Electoral de Oaxaca, logrando cancelar la participación de 17 hombres cisgénero que se autonombraron muxe. En 2021, en Tlaxcala, 18 hombres se declararon mujeres trans para que su partido cumpliera con la paridad de género.

Para las elecciones de este año, también se ha denunciado usurpación de candidaturas para cubrir las cuotas de personas con discapacidad, indígenas y afromexicanas. El Observatorio Latinoamericano y del Caribe de los Derechos Políticos y Electorales de las Personas Trans exigió a las autoridades electorales que investiguen y sancionen las candidaturas falsas, y que establezcan mecanismos efectivos para garantizar la representación de estos grupos.

Recuerda que el reconocimiento de la identidad de género es un derecho respaldado por las leyes de varios estados. En AHF México ofrecemos servicios de VIH sin discriminación a toda persona que lo necesite. Si quieres hacerte una prueba gratuita de VIH, acércate a nuestros centros o escríbenos por Whatsapp y haz una cita hoy.

¿DEBO HACERME LA PRUEBA?
×